Transporte en Nueva York

Aunque a nosotros lo que más nos gusta es patear las ciudades hasta el agotamiento y no dejarnos ni un rincón por ver, lo cierto es que Nueva York tiene una red de transporte público muy eficiente y dadas las distancias entre unos puntos y otros, seguramente tendréis que utilizar el metro, el autobús e incluso el taxi para poder aprovechar el tiempo al máximo.

Por suerte, el transporte público de Nueva York no es tan caro como en otras ciudades, así que es la mejor opción para moverse rápido y barato por la ciudad.

Tanto la red de metro como la de autobuses están operadas por la MTA, la Metropolitan Transportation Authority, por lo que los billetes os servirán indistintamente para uno u otro medio de transporte.

Metro

El metro de Nueva York posee una de las redes más extensas del mundo y gracias a sus 26 líneas nos permite llegar a cualquier rincón de la ciudad. Además, tiene la ventaja de que funciona las 24 horas, los 7 días de la semana.

Metro de Nueva York.

Metro de Nueva York.
Fotografía: Santos “Grim Santo” Gonzalez

Es el medio de transporte más rápido y eficiente. Para utilizarlo deberéis haceros con la MetroCard, una tarjeta recargable que os permitirá también utilizar los autobuses.

Autobús

Es la mejor opción para personas con movilidad reducida o mayores, ya que el metro no suele estar acondicionado para ellos. Además, sus recorridos son fáciles de interpretar, pues siguen el trazado cuadricular de Nueva York, pero la principal desventaja es que en horas puntas hay muchos atascos y pueden hacernos perder tiempo.

Autobús de Nueva York.

Autobús de la MTA.
Fotografía: MTA New York

No devuelven cambio, por lo que hay que llevar el dinero justo en efectivo o una MetroCard. Lo mejor, que nos permiten ver la ciudad a la vez que nos movemos de un lado a otro.

Taxi

Los famosos taxis amarillos son ya un clásico del paisaje urbano neoyorquino y una alternativa interesante para los viajeros a los que les gusta viajar cómodamente y para quienes prefieran llegar rápido desde cualquier de los aeropuertos de Nueva York hasta el centro, especialmente si van muy cargados con maletas.

Taxis en Nueva York.

Un turista saca fotografías desde un taxi en Nueva York.
Fotografía: c_pichler

Además, son un medio de transporte, limpio, rápido y legal, pues las tarifas están reguladas, así que no tengáis reparos en coger un taxi si lo veis necesario.