Autobuses de Nueva York

Los autobuses de Nueva York nos permiten ir viendo la ciudad al tiempo que viajamos, lo cual, si no vamos apurados de tiempo, es una gran ventaja.

Es una opción más adecuada para discapacitados y personas mayores, pues uno de los problemas del metro de Nueva York es que muchas estaciones son antiguas y sus instalaciones no están acondicionadas ni cumplen los requisitos de accesibilidad necesarios.

Autobús de Nueva York.

Autobús de la MTA.
Fotografía: MTA New York

Para un trayecto corto, por ejemplo, subir o bajar una calle, son una buena opción, ya que como se desplazan en línea recta sin apenas desvíos, podremos ir de un punto a otro relativamente rápido.

Los atascos: el gran problema de los autobuses en Nueva York

La gran desventaja de este medio de transporte son los atascos kilométricos que se forman en la ciudad, no aptos para impacientes ni viajeros con poco tiempo y mucho que ver.

Si no queréis sufrir la desesperación de quedaros parados dentro del autobús durante un buen rato, utilizad mejor el metro.

Orientarse en autobús

Orientarse en autobús por Nueva York es bastante más sencillo que hacerlo en metro.

  • Las líneas de autobuses se diferencian por una letra que representa el distrito que recorren: la “M” para Manhattan, la “B” para Brooklyn, “BX” para el Bronx, la “S” para Staten Island y la “Q” para Queens.
  • Junto a la letra los autobuses llevan el número de línea, y aunque hay cientos de ellas es relativamente fácil orientarse, pues los autobuses, como os decíamos, siguen en su recorrido el trazado de cuadrícula de la ciudad.

Lo más práctico es que os fijéis en el mapa que hay en las paradas para saber exactamente hacia dónde se dirige cada línea.

Los autobuses, al igual que el metro, también tienen vehículos normales y express, y estos últimos, al no hacer todas las paradas, son más rápidos pero también más caros, un viaje cuesta 6 $. Tenedlo en cuenta antes de montaros.

¿Cuánto cuesta el autobús?

  • Billete sencillo (autobuses normales): 2,50 $
  • Billete sencillo (autobuses express): 6 $

En los autobuses podéis pagar en efectivo pero debéis hacerlo con monedas y por el importe exacto.

 

Autobuses de Nueva York.

Autobús de la MTA.
Fotografía: MTA New York

La mejor opción es comprar una tarjeta MetroCard, que os valdrá también para el metro y que podéis recargar a medida que los necesitéis.

Además, la MetroCard os permite combinar ambos medios de transporte por el precio de un billete sencillo durante dos horas.

Tarjeta MetroCard

¿Qué horario tienen los autobuses?

  • Los autobuses de Nueva York operan las 24 horas del día, de lunes a domingo.
  • A partir de las 22:00 y hasta las 05:00 existe el sistema llamado request a stop, gracias al cual podemos parar el autobús en cualquier lugar, aunque no sea una parada oficial, indicando al conductor dónde nos queremos bajar después.

Consejos para viajar en autobús

Recordad: si no tenéis MetroCard debéis llevar en efectivo el importe exacto del billete, ya que el conductor no tiene cambio. Tendréis que depositar las monedas directamente en una máquina.

Parada de autobús, Nueva York

Parada de autobús en Nueva York.
Fotografía: David Goehring

Para reconocer las paradas de autobús, buscad los postes azules que normalmente se ubican en las esquinas de las calles.