Puente de Brooklyn

Dirección: Brooklyn Bridge, Nueva York.
Cómo llegar:
• Metro: líneas 4, 5 y 6 (estación Brooklyn Bridge).

Si hay un lugar fotografiado y filmado en Nueva York es el famoso Puente de Brooklyn, que conecta los distritos de Manhattan y Brooklyn con sus más de 1.800 metros de longitud.

Diseñado por el ingeniero John Augustus Roebling, este fue sustituido por su hijo Washington tras sufrir un accidente, al que a su vez relevó su mujer cuando se vio afectado por el síndrome de descompresión, que también hizo enfermar a numerosos trabajadores durante la construcción del puente (en la que en total murieron 27 obreros). Ella sería la primera persona en cruzar el Puente de Brooklyn.

Puente de Brooklyn en Nueva York.

El Puente de Brooklyn.
Fotografía: Radhika Bhagwat

Cuando este fue finalmente inaugurado en 1883, había doblado su presupuesto inicial y se había convertido en el puente colgante más grande del mundo (y actualmente, uno de los pocos que todavía se mantiene en pie gracias a su gran resistencia al viento). Además del acero empleado en los cables que lo sujetan, toda una innovación en la época, los materiales más utilizados en la construcción del Puente de Brooklyn fueron la caliza y el cemento, que dieron forma a este puente de estilo neogótico cuyas torres fueron, en su momento, dos de los edificios más altos del mundo.

El puente está dividido en dos pisos: en el inferior hay seis carriles para coches, y en el superior una pasarela para peatones y bicicletas.

Puente de Brooklyn, Nueva York.

El Puente de Brooklyn por la noche.
Fotografía: Radhika Bhagwat

Cuidado al pasear por el Puente de Brooklyn: hay que evitar invadir el carril-bici si no queremos ser atropellados por los ciclistas que circulan a gran velocidad (y que no se toman demasiado bien la gran afluencia de turistas del puente).

En los años cuarenta tuvo lugar un largo proceso de reconstrucción del puente, durante el que se retiraron las vías para tranvías y se ampliaron los carriles para vehículos, adaptando la infraestructura del Puente de Brooklyn a los nuevos tiempos.

Puente de Brooklyn en Nueva York.

Candados en el Puente de Brooklyn.
Fotografía: Rémy Chanteloup

El Puente de Brooklyn, símbolo de la ciudad de Nueva York, es un paseo imprescindible e inolvidable por las magníficas vistas que ofrece del skyline neoyorquino, especialmente del distrito financiero y el East River. Además, en apenas media hora a pie estaremos en el centro de Brooklyn.

Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter